Asociación de Magistrados ya interviene en el caso del fiscal Moldes y su secretario

Alicia Miller.

La Asociación de Magistrados decidió intervenir en el caso del presunto hostigamiento al fiscal Federal de General Roca Alejandro Moldes y su segundo, y designó un veedor para el trámite del sumario administrativo que se sigue contra el secretario letrado de la Fiscalía, el abogado Matías Zanona.

La decisión fue tomada el pasado miércoles 14 de septiembre y comunicada a la Procuración General de la Nación mediante una nota dirigida a su titular, la procuradora Alejandra Gils Carbó. Esa nota fue recibida por el organismo que conduce el Ministerio Público Fiscal el jueves  Se lo comunicó a Gils Carbó y a la s
umariante.img-20160920-wa0000-1

En los últimos días, el tema tomó trascendencia nacional luego de que el programa Periodismo Para Todos del canal El Trece entrevistó a Moldes, diálogo que fue reproducido luego por el canal informativo TN Noticias.

La misiva 
dirigida a la procuradora fue firmada por el presidente de la As
ociación de Magistrados de la Justicia Nacional, Ricardo Recondo, y por el vicepresidente por el Ministerio Público Fiscal, Ricardo Oscar Saenz.

También se notificó de la intervención de la Asociación a la sumariante que investiga la conducta del secretario Zanona, Mónica Belenguer, titular de la Fiscalía General ante el Tribunal Oral Federal de General Roca.

El veedor designadocaptura-de-pantalla-completa-20092016-110357-a-m-bmp por la Asociación de Magistrados y Funcionarios es Marcelo Peluzzi, juez nacional de Ejecución Penal con dilatada experiencia y director de la Escuela de Capacitación Judicial de la Asociación de Magistrados.

El fiscal Federal de General Roca, Alejandro Moldes, es desde hace más de un año objeto de potentes embates por parte del fiscal de la Cámara Federal de General Roca, Mario Sabas Herrera, y de la titular del Ministerio Público Fiscal, Alejandra Gils Carbó.

Todo se desencadenó luego de que, en febrero de 2015, Moldes protagonizó dos hechos: convocó a la marcha del 18F en homenaje al fallecido fiscal Alberto Nisman y, en respuesta a una denuncia anónima del 0800-DROGAS provincial, dispuso que se investigara al extitular de la AFI y exSecretario General de la Presidencia, Oscar Parrilli.

Primero le ordenaron dejar el cargo en Roca y trasladarse a Zapala, para lo cual Gils Carbó proponía reemplazarlo por una secretaria. El fiscal resistió el traslado planteando una acción ante el Juzgado Contencioso Administrativo Federal N° 9 de Ciudad de Buenos Aires, y logró una medida precautelar que suspendió todo cambio en su situación. Pero cuando volvió a su despacho, le habían quitado el acceso al portal que administra el personal de su Fiscalía, en las carátulas impresas figuraba el nombre de su frustrada sucesora y lo habían borrado de la lista de destinatarios de correos electrónicos de la Fiscalía General, por lo cual no se enteraba de las novedades institucionales.

Luego de que el juez Contencioso Administrativo rechazara el pedido de la procuradora Gils Carbó de que cerrara el caso, a Moldes y a su segundo en la Fiscalía le iniciaron una causa penal por presunta violación de secretos y abuso de autoridad.

El fiscal Moldes es hermano de Leónidas Moldes, juez Federal en Bariloche y vicepresidente del Consejo de la Magistratura a nivel nacional, integrante de la agrupación “Compromiso Judicial”, que votó en contra de las preferencias del kirchnerismo, con mejor o peor suerte y le hizo frente a las posiciones del agrupamiento “Justicia Legítima”.

El sumario contra Zanona se inició por iniciativa del fiscal general de Roca, Mario Sabas Herrera, luego de un pedido de traslado formulado por la empleada María Delia Conde. De los dichos de Conde, Herrera tomó la referencia a que Zanona, por instrucciones de Moldes, obligaría a los empleados de la Fiscalía a tener una contraseña conocida por ellos para acceder a las computadoras. Además, consignó que al encargado de informática de la repartición se le había ordenado hacer un back up del contenido de las computadoras de dos empleados que dejaron de trabajar tiempo atrás en la Fiscalía. Cristina Beute, como fiscal designada en el caso, les imputó a Moldes y a Zanona los delitos de impartir órdenes contrarias a la Constitución y violación de correspondencia electrónica.

La jueza Carolina Pandolfi resolvió archivar la denuncia, en virtud de considerar que la fiscal Beute y el propio Sabas Herrera carecían de legitimación activa para iniciar o impulsar la acción por tratarse la violación de secretos de una acción privada. Pero la apelación llevó el caso a la Cámara Federal, y ésta -con el voto de Ricardo Barreiro y Richar Gallego y la disidencia parcial de Alejandro Silva como subrogante- resolvieron seguir adelante la investigación.

Comentarios

comentarios

Sé el primero en comentar

Deja un comentario