Anacronismo sindical

Jalenska Zurakoski Luparelli.

En octubre ha tomado relieve la cuestión educativa en Neuquén, enfrentándose en cada oportunidad la posición del oficialismo con la sostenida por los sindicatos docentes.

En la instancia de evaluación nacional y obligatoria, “Aprender 2016”, la Ministra de Educación de Neuquén, Cristina Storioni, acompañó y avaló la política impulsada por el Ministro Nacional Esteban Bullrich, y obtuvo el consenso unánime en el Concejo Deliberante capitalino, junto con el acompañamiento de algunas localidades del interior. Mientras que en la Legislatura neuquina no se obtuvieron los votos necesarios a tal fin, en este caso el PRO y el MPN coincidieron en su votación favorable, con apoyo del radicalismo, enfrentando la oposición del Frente para la Victoria, Nuevo Encuentro – Frente Grande y el Frente de Izquierda.

Desde el sindicato docente ATEN, se expresó el rechazo rotundo a la realización del Operativo Nacional de Evaluación. En el mismo sentido se expresó la CTERA. No obstante, el 67% de las escuelas neuquinas (sin medir zonas rurales) y el 75% de los 21.000 alumnos neuquinos que participaron de la evaluación, pudieron llevar a cabo la prueba en su primera etapa.

La Ministra Cristina Storioni, junto al Gobernador Omar Gutierrez y a Esteban Bullrich Ministro de Educación de la Nación
La Ministra Cristina Storioni, junto al Gobernador Omar Gutierrez y a Esteban Bullrich Ministro de Educación de la Nación

Por su parte, sobre este fin de semana se está poniendo en debate la propuesta de la Ministra Storioni de extender el ciclo lectivo hasta pocos días antes de navidad, con tal de completar los 180 días de clases. Los argumentos para prorrogar las clases se centraron en el impacto negativo en el calendario escolar neuquino de los días de huelga docente y aquellos que se perdieron a causa del mal clima. Los vocales gremiales en el Consejo de Educación, Marcelo Guagliardo y Gustavo Aguirre, se han manifestado en contrario, considerando que la decisión responde a un interés demagógico del oficialismo, que es una medida inconsulta e inaplicable.

A pesar de que los resultados del operativo “Aprender 2016” se esperan para comienzos del año próximo, es posible suponer que, una vez más, quedarán al desnudo las limitaciones del sistema educativo con las que nos hemos habituado a convivir. Esto es así, dado que las evaluaciones impulsadas por el Ministro Bullrich representan la continuidad de las pruebas ONE, que ya se venían realizando en el país cada tres años. Cuyos magros resultados usualmente fueron en consonancia con los obtenidos en evaluaciones internacionales como las PISA o a las regionales Terce, pruebas que año a año han reflejado el estancamiento del sistema educativo argentino por más de 15 años. Una preocupante situación que se ha manifestado en una realidad clave: los fondos destinados a Educación en el período 2003-2014 han crecido en todo el país, sin que ello impacte en mejores resultados en las distintas evaluaciones.

De esta manera se comprende que las dificultades de la educación en Argentina no son de carácter presupuestario y que se trata de problemas que no se resuelven con una semana más de clase. Se necesita de capacidad reflexiva y compromiso social para enfrentar la situación abrumadora frente a la cual nos encontramos.

guagliardo
Marcelo Guagliardo festejando su nuevo triunfo al frente de ATEN Neuquén

Mientras se plantean estos debates, el jueves último, el dirigente sindical Guagliardo fue reelecto como secretario general de ATEN por un quinto mandato. Con lo cual, el líder sindical va por los 10 años de gobierno ininterrumpido del gremio. Aunque en esta oportunidad la elección fue bastante reñida, ya que la lista opositora obtuvo las principales seccionales en términos demográficos, logrando la conducción de la Capital. Asimismo la Multicolor, liderada por la nueva secretaria general de ATEN Capital, Angélica Lagunas, estuvo a poco más de 500 votos de desplazar a Guagliardo de la secretaría en la provincia.

Si bien ambas listas tienen fuertes diferencias internas, de cara a la sociedad sus planteos son similares y no discuten cuestiones de fondo en materia educativa. Más aún, la reelección de Guagliardo, tal como él mismo ha expresado, lo alienta a seguir profundizando en su política. Aunque el tema central de los gremios refiere al ámbito laboral, su impacto en todo el sistema es insoslayable.

Dirigentes gremiales que a la vez son educadores de larga trayectoria, como el secretario general neuquino, son tan conscientes de las deficiencias del sistema como de su potencialidad. Por tal razón, debieran ser los primeros en demandar al Estado que ponga en contexto la información obtenida en las evaluaciones estandarizadas para obligarlo a actuar con criterios de justicia, pujando por una transformación real y virtuosa del sistema educativo nacional. No obstante su postura habitual es de abierto rechazo y combate.

Cabe preguntarse entonces, qué rol corresponde a los gremios puesto que su práctica suele pecar de anacrónica, apelando en sus discursos a términos propios de la lucha obrera decimonónica, en lugar de asumir un rol activo relativo a la educación en las sociedades del conocimiento.

Hoy la práctica sindical y el sistema político argentino en general, tienen el deber de adaptar una legislación propia de la época de entreguerras para acercarnos a paradigmas que lejos de inmovilizar y cristalizar privilegios, aproximen a las asociaciones de trabajadores a una sociedad civil dinámica. Si coincidimos en que la escuela debe dotar a los estudiantes de flexibilidad y capacidad de adaptación, poniendo foco en las habilidades cognitivas y socio-emocionales, lo mismo vale para sus docentes.

Angélica Lagunas, nueva líder de ATEN Capital por la Lista Multicoloro, opositora a la TEP
Angélica Lagunas, nueva líder de ATEN Capital por la Lista Multicoloro, opositora a la TEP

Para enfrentar los debates de la Argentina del siglo XXI, debe darse inicio a un diálogo reflexivo sobre la práctica docente. Como el conocimiento no es estático, se precisan estructuras gremiales capaces de acompañar a sus trabajadores en la mejora permanente con una mirada puesta en el futuro, para que puedan obtener resultados extraordinarios en su encomiable labor.

No implica resignar conquistas, sino lograr nuevas metas ya que la resistencia política debe impactar en el sistema educativo poniendo el énfasis en su mejora. Es por esto que los sindicatos deben ser los primeros en innovar poniendo el foco en la capacidad de proyectar su accionar en una carrera docente más desafiante, más rigurosa y mejor paga de la que hoy existe.

La firme convicción en la inclusión y la justicia social, por sobre todo lo demás, que expresan los sindicatos docentes argentinos en cada proclama, debe traducirse en dispositivos pedagógicos que garanticen el derecho fundamental de cada niño y adolescente a superar su condición social a través de la educación. Se trata de integrarnos a la sociedad del conocimiento, siendo el rol de los educadores fundamental en la preparación de los más jóvenes para los trabajos del futuro.  

Comentarios

comentarios

Sé el primero en comentar

Deja un comentario