“Medios digitales hay muchos y cualquiera puede hacer uno nuevo; la cuestión es pensar para qué crearlo”

Confluencia Digital

A continuación reproducimos la entrevista completa que llevó a cabo FOPEA a Alicia Miller, sobre confluenciadigital.com.ar

Luego de ejercer como periodista por más de 30 años en el diario Río Negro, Alicia Miller* se enfrentó al desafío de tener que rearmar su carrera profesional y decidió lanzar su propio medio: ConfluenciaDigital, un sitio de análisis y opinión política que -de acuerdo a sus palabras- “busca aportar valor agregado a la información relevante para el país, la región de Neuquén y Río Negro y para el mundo” y cuya redacción integran tres personas, ubicadas en lugares distantes y con formación profesional diversa. En esta entrevista, cuenta cómo fue ese proceso y da algunos consejos para aquellos colegas que quieran empezar un emprendimiento periodístico.

-¿Cómo surgió la idea de lanzar tu propio sitio de noticias?
-A fines de 2015, los cambios en la orientación editorial y la conformación accionaria del diario Río Negro me empujaron hacia un retiro voluntario -menos voluntario que su nombre- justo cuando me faltaba un año para cumplir la edad necesaria para acceder a la jubilación. Después de una profunda tristeza, pude recuperar el disfrute de pequeñas cosas, como -por ejemplo- disponer de tiempo para mi uso personal, algo del que me habían privado los años de intenso trabajo en la Redacción. Recién después de varios meses me sentí con ánimo para definir qué hacer desde ese momento y hacia el futuro. Y así surgió ConfluenciaDigital.com.ar, a partir de conversaciones que tuvimos con Aleardo Laría, quien había sido vicedirector del diario Río Negro y que, precisamente, había dejado su cargo por diferencias con los nuevos directivos de la empresa, casi al mismo tiempo que mi salida de la Redacción. Los dos sentíamos la necesidad de constituir un medio que aportara elementos a los habitantes -sobre todo de la región de la Patagonia Norte- en temas como transparencia, calidad de las instituciones del Estado, dinamización de la economía, tendencias a favor de la convivencia ciudadana, y otras cuestiones como vida saludable, innovación y nuevas tecnologías.

-¿Cómo fue el proceso para llevar a cabo la idea?
La mayor parte del proceso de construcción de la idea de ConfluenciaDigital.com.ar fue realizado a través de las nuevas tecnologías. El nuevo medio nació digital por esencia. Luego de su salida del diario, Aleardo Laría estaba residiendo en Madrid, y yo en General Roca, así que estuvimos durante meses comunicados día a día mediante Skype, correo electrónico o Whatsapp. Por esa vía, le señalé que para que nuestro medio tuviera éxito debía contar con un fuerte apoyo en Neuquén, y Aleardo me sugirió convocar a Jalenska Zurakoski, una joven profesional que él había conocido un tiempo antes.
Así, se constitución un triángulo de comunicación. Con Jalenska también, durante el primer tiempo, todos los contactos fueron a través de los medios tecnológicos. Por Skype, correo electrónico, whatsapp o hangout intercambiamos criterios e impresiones sobre cómo debía ser el sitio, definimos el logo y los aspectos centrales del diseño. Recién un tiempo después, nos propusimos conocernos personalmente Jalenska y yo, y nos encontramos en Neuquén a tomar un café y conversar muy a gusto sobre nuestros proyecto en común.
Luego de definir que la parte estética del sitio estaría a cargo de un diseñador de Roca, también con él mucha de la comunicación fue vía mensajes y mails. Aun cuando hemos tenido algunas reuniones presenciales, muy ricas, todavía en el día a día prevalecen los contactos rápidos vía Whatsapp.

-¿Cuáles fueron los obstáculos con los que se encontraron (o se encuentran) para avanzar con el emprendimiento?
El principal obstáculo es que, por ahora, el sitio no tiene ningún ingreso, ya que aún no tenemos ninguna publicidad. Así, es nuestra convicción y vocación de comunicar lo que nos lleva a trabajar sin descanso, varias horas por día, y recibir como retribución la satisfacción de los comentarios de nuestros lectores, los “Me gusta” en Facebook y las estadísticas de visitas del sitio web. Confiamos en que ya se completará el círculo y que tendremos publicidad en los niveles necesarios y suficientes para solventar los gastos de teléfono y de producción de la información.
Otros obstáculos que hemos ido salvando han sido la necesidad de capacitarnos y entrenarnos en herramientas digitales de edición. Es un aprendizaje constante, ya que ahora que manejamos bien el sitio, queremos incorporarle video, la posibilidad de hacer entrevistas a distancia y grabarlas en video, mejorar la comunicación directa con nuestros lectores. En fin, a cada paso nos fijamos metas más ambiciosas para hacer de ConfluenciaDigital.com.ar un sitio atractivo para los usuarios.

-¿Qué consejos le podés dar a otros colegas que quieran emprender y lanzar su propio medio online?
-Que piensen bien el perfil del proyecto. Medios digitales hay muchos y, en la práctica, cualquiera puede hacer uno nuevo. Pero la cuestión es ¿para qué? ¿cuál es el alma de un proyecto? Pensar la misión de un medio implica reflexionar sobre la propia formación, la línea editorial, la relación con los lectores, con los eventuales anunciantes, con las autoridades políticas, la sustentabilidad económica, la figura jurídica frente al pago de impuestosUn medio es como un profesional: Adquiere personalidad, rostro, imagen, prestigio. Es una figura pública. Y debe tener la solvencia para ser creíble y respetado por los usuarios, incluso por aquellos que disienten con la línea editorial o la posición de sus periodistas frente a un tema concreto. En el caso de ConfluenciaDigital.com.ar nos interesa promover el debate a través de nuestro sitio, incluso con aquellas personas que piensan de una manera distinta a nosotros. Incluso el debate entre quienes integramos la Redacción. En la diversidad de opiniones está la riqueza de una sociedad democrática.

-¿Cómo describirías la situación actual del periodismo en Neuquén y Río Negro?
-En Neuquén y en Río Negro veo muchos medios de comunicación pero pocas voces. Poca diversidad de voces. Esto es porque, a mi juicio, el peso de la publicidad oficial y del poder político es muy grande para la mayoría de los medios, que ven condicionada en la práctica su posibilidad de crítica o control a los poderes públicos. Pero no es lo único que pesa: también veo que falta capacitación y conciencia en los periodistas y propietarios de medios para que asuman en forma cabal su función en la sociedad.
La Constitución Nacional protege a los medios de prensa y a los periodistas porque son un engranaje fundamental para el funcionamiento de un sistema republicano. Representan un vehículo para el control difuso de los poderes públicos. Aun cuando, hoy, las nuevas tecnologías han mejorado la posibilidad de que la ciudadanía ejerza en forma cuasi directa ese control a través de las redes sociales y mediante el uso de los teléfonos móviles, los periodistas y medios tenemos el ejercicio profesional de la comunicación. Y allí tenemos una tarea pendiente: ser más profesionales, tener más profundidad, más investigación, llegar hasta donde el ciudadano común no puede llegar. Con información.
A veces se piensa que ser periodista es opinar de todo, y eso termina generando un ruido intrascendente. El verdadero periodismo tiene que ponerse de pie sobre sí mismo y sobre las limitaciones, incluso sobre las propias falencias de formación y medios. Ser periodista es mucho más que hablar de lo primero que viene a la cabeza, pasar música o ponerle el micrófono delante a un funcionario o a un gremialista para que digan lo que quieran. La protección constitucional no nos ha sido dada para callar ni para temer. Por eso, valoro la tarea que desarrolla FOPEA en la formación y capacitación permanente de periodistas de todo el país y creo que hay muchísimo por hacer todavía en favor de mejorar la calidad del ejercicio profesional del periodismo en Río Negro y Neuquén.

 

*Alicia Miller, socia de FOPEA, Nació en General Roca, Río Negro, tiene dos hijas y dos nietos. Estudió Comunicación Social en la Universidad Nacional del Comahue y cursó media carrera de Abogacía en la Universidad Blas Pascal de Córdoba. Es periodista desde 1981. Antes, durante dos años, fue directora de una Escuela Rural en el paraje Casa Rolán, en el límite con La Pampa. Entre 1983 y 2015 trabajó como periodista en el diario Río Negro, tanto en su Redacción Central en Roca como en su agencia Viedma, la capital de la provincia. En esos casi 33 años se dedicó especialmente al periodismo de opinión política y de investigación. Sola o junto con otros periodistas del diario, hizo investigaciones sobre casos de corrupción en el Estado con obras públicas, publicidad oficial, financiamiento indebido de la política, contaminación, investigación sobre crímenes que conmocionaron a la región, análisis constitucional y de legislación, entre otras. También realizó entrevistas, crónicas de historias de vida y lugares y gran cantidad de artículos para la sección Cultura y Espectáculos. 

Comentarios

comentarios

Sé el primero en comentar

Deja un comentario