Qué significa el “no” colombiano al acuerdo con las FARC

Opinión Publicada

Emilio Cárdenas, ex embajador argentino ante las Naciones Unidas, analiza en La Nación de hoy las razones por las cuales la mayoría de quienes votaron en Colombia ayer lo hicieron en contra del acuerdo de paz firmado por el presidente Juan Manuel Santos y los líderes de una de las dos fuerzas guerrilleras que han teñido de sangre ese país durante varias décadas.

Para Cárdenas, “las opciones que se abren ante lo acontecido son pocas y parecen compleja241511-944-587s. O se renegocian las cláusulas que generaron el rechazo popular o la guerra civil podría reiniciarse y los 5.800 milicianos de las FARC no dejarán sus armas. Sería una tremenda desgracia”.

Opina: “La posible renegociación del acuerdo de paz, si ambas partes efectivamente la intentaran, parece una alternativa de final incierto. Las clausulas que -para muchos- parecen conferir no sólo impunidad, sino privilegios excesivos a los líderes de las FARC y son -por ello- objetadas, son precisamente aquellas que esos líderes consideran centrales. Especialmente las que tienen que ver con su responsabilidad por los aberrantes crímenes cometidos contra civiles inocentes todo a lo largo de más de medio siglo. Y con el castigo correspondiente.

“Los votantes que eligieron el “no” no creen en el liderazgo de las FARC. Evidentemente le desconfían. Y no sin razones. Ni están conformes con las posturas del presidente Santos.

Además, aparentemente desaprueban lo que creen son concesiones inaceptables hechas a las FARC, que -en su parecer- generan impunidad en favor de quienes cometieron toda suerte de violaciones a las Convenciones de Ginebra, que son de aplicación a todas las partes del “conflicto armado interno” colombiano, por igual. Asesinatos, secuestros, robos, y daños materiales y espirituales de todo tipo. Esas violaciones al derecho humanitario internacional desplazaron de sus hogares a cientos de miles de colombianos, que huyeron desesperadamente de la violencia. Y generaron heridas que, es evidente, aún no están cerradas”.

Para leer la nota completa, clickear aquí.

Comentarios

comentarios

Sé el primero en comentar

Deja un comentario