Ecología y fanatismo

Opinión Publicada

Una comisión argentino-uruguaya que tomó 50 muestras de los efluentes de la pastera de Fray Bentos y otras tantas en la desembocadura del río Gualeguaychú, en Entre Ríos, determinó que contamina más la población de Gualeguaychú que la pastera de UPN (ex Botnia). Finalmente, las delegaciones de la Argentina y Uruguay ante la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU) presentaron ayer ante las cancillerías de los dos países los resultados de los monitoreos medioambientales conjuntos efectuados alrededor de la planta de pasta celulosa UPM (ex Botnia), que se levanta en la costa uruguaya de ese curso de agua y que enfrentó a los dos países en un juicio ante la corte de La Haya.

De la lectura de los informes decanta que en la desembocadura del río Gualeguaychú en el río Uruguay -del lado argentino- se registran más contaminantes que los que se observan del lado del río Uruguay donde se levanta la pastera en la ciudad de Fray Bentos, cuyo nombre formal es planta “Orión”.La publicación de los resultados del monitoreo fue una decisión de los presidentes Mauricio Macri y Tabaré Vazquez luego de sus encuentros en la estancia de Anchorena, Colonia en enero, y más recientemente en Buenos Aires. 

 El editor de Clarín hace una ácida  reflexión sobre la cuestión, señalando que “durante una década libramos una guerra contra la razón. Una guerra impensable contra nuestro vecino más entrañable”.

Leer la nota completa

 

Comentarios

comentarios

Sé el primero en comentar

Deja un comentario