La demagogia es la tumba de la democracia

Opinión Publicada

El escritor mexicano Enrique Krauze se pregunta en El País: “¿Cómo se curan los pueblos del hechizo de un demagogo? ¿Cómo salen de la hipnosis? La única vía, por desgracia, es la experiencia. “Nadie aprende en cabeza ajena”, dice el sabio refrán, que penosamente confirma la historia de los hombres y los pueblos.”

Krause no elude hacer la comparación entre el sorprendente triunfo electoral de Donald Trump y el ascenso al poder de Adolf Hitler. Estima que Trump llegó al poder por la hipnosis que ejerció en un sector muy amplio del electorado estadounidense. De modo similar, el pueblo alemán se dejó subyugar por el verbo fogoso de un orador que prometía llevar a Alemania a la grandeza. “Solo con el paso del tiempo el alud irrebatible de los hechos convenció al ciudadano alemán del horror sin precedente que habían alentado.”

La historia prueba que solo cuando hayan constatado el fracaso, los pueblos se librarán de la hipnosis que los lleva al desastre. Pasará un cierto tiempo, quizá demasiado, antes de que se produzca la decepción. Como señala Krause, “el populismo es la demagogia en el poder y la demagogia es la tumba de la democracia.”

Leer nota completa

Comentarios

comentarios

Sé el primero en comentar

Deja un comentario