El precio del petróleo: a la espera de anuncios

Jalenska Zurakoski Luparelli.

Mañana martes 13, en coincidencia con las celebraciones por el Día del Petróleo, se esperan anuncios cruciales para el sector energético.

Arduas negociaciones lideradas por el Ministro Juan José Aranguren, entre el Gobierno Nacional, las provincias petroleras y el sector privado, se han llevado a cabo a los fines de realizar cambios profundos en la actividad que impactarán sobre toda la estructura económica del país.

Las tratativas alrededor de las cláusulas de este Pacto Federal tienen en vilo a la provincia de Neuquén desde hace largos meses y han dado lugar a negociaciones intensas entre el gobernador, Omar Gutiérrez, y el líder sindical del Petróleo y el Gas privados, Guillermo Pereyra, junto a las autoridades nacionales. Sin ir más lejos, de los avances en la materia depende el acompañamiento del MPN al proyecto oficialista de Ganancias en el Senado.

Inevitablemente, los resultados serán controvertidos. No obstante el conocimiento de las reglas con las que funcionará la industria es fundamental para comenzar a dilucidar el panorama económico para el 2017.  

Hoy lunes se están llevando a cabo las últimas conversaciones, previas a la presentación del acuerdo federal para el sector, entre el Ministro Aranguren y las petroleras. En principio, ya habría consenso para ajustar el precio del barril local con el valor internacional.

De la definición de la estrategia que se llevará a cabo para lograr la convergencia con los precios internacionales, dependerá que las compañías terminen de definir sus inversiones.

Se tratará de lograr compromisos con las petroleras de las que se esperan proyectos de inversión, que comiencen a desplegarse en 2017 a los fines de reactivar la industria lo antes posible.

Se procurará garantizar la llegada de inversiones a Vaca Muerta comenzando a delinear normativas especiales que aseguren condiciones para las empresas. Fundamentalmente el acuerdo incorpora condiciones de productividad a cambio de estabilidad. Tratando de incentivar decididamente la producción se esperan cambios que flexibilicen las rigideces del convenio colectivo de trabajo del sector, afectando la situación laboral de los trabajadores vinculados a la actividad.

De esta forma, los términos del acuerdo intentarán impulsar decididamente la reactivación de YPF, la mayor empresa del país bajo control del Estado.

A la vez, el precio interno del petróleo resulta un tema fundamental para el devenir financiero de las provincias cuyas cuentas dependen de las regalías petroleras, las cuales se cobran sobre el precio final de venta de los hidrocarburos, por lo que su reducción implica que las provincias percibirán menos recursos de manera inmediata.

Asimismo, se limitará la importación de combustibles según sean las necesidades de abastecimiento del mercado.

También, las definiciones de este acuerdo se reflejarán sobre ítems cercanos al bolsillo de los argentinos, desde el precio de las naftas y el gasoil, la inflación o los costos de los fletes.

Respecto al aumento de los combustibles, las refinerías son las que, con argumentos de mayor peso, vienen reclamando ante el Ministerio de Energía. Puesto que la devaluación, que fue superior al 60% desde diciembre, impactó directamente sobre los costos de estas empresas, ya que el barril de crudo se paga en dólares y representa en torno del 80% de sus costos. En consecuencia, sólo una baja en el precio del barril criollo podría contener los aumentos, ayudar a la recomposición financiera de las empresas y, por sobre todo, aliviar el bolsillo de los consumidores.

LA NACION reconstruyó el estado de las negociaciones a partir de fuentes que participan de las discusiones. Según detalla este diario, la propuesta con mayor aceptación hasta mediados de la semana pasada contemplaba una reducción mensual del precio del crudo local hasta julio del año próximo. Por ejemplo, el barril del denominado petróleo Medanito, propio de Neuquén, que hoy cuesta US$ 63, debería bajar hasta poco más de US$ 59 en enero próximo, arañaría los US$ 57 en abril y llegaría en el séptimo mes de 2017 hasta los US$ 55. Eso representa más de un 12% menos con respecto a los valores de hoy.

Comentarios

comentarios

Sé el primero en comentar

Deja un comentario