La antipolítica llegó al poder

Opinión Publicada

En 1992 el politólogo estadounidense Francis Fukuyama publicó un libro polémico y muy difundido: «El fin de la Historia y el último hombre», cuya tesis sostenía que tras el fin de la Guerra Fría, la Historia como lucha de ideologías había terminado. De esta forma, Fukuyama argumentaba que tras siglos de pugna ideológica, el modelo occidental de democracia había obtenido la victoria. En consecuencia, la humanidad se hallaba frente a una era marcada por el triunfo y la difusión de los ideales del liberalismo democrático a nivel global, desbordando los límites del Estado-Nación. 

Sin embargo, reflexiona Enrique Peruzzotti, profesor de la Universidad Torcuato Di Tella e investigador del Conicet, «El año que termina (2016) -con la victoria de Donald Trump en los Estados Unidos, el triunfo del Brexit y el ascenso de los nacionalismos europeos- terminó de poner en jaque no sólo el sistema político de la democracia liberal, sino los valores que sostuvieron la globalización como su correlato cultural: la diversidad, el multiculturalismo, la apertura, la convivencia pacífica de las diferencias.» 

En su análisis publicado hoy en el especial Ideas de LA NACIÓN, Peruzzotti propone que «(…) el desafío más apremiante que enfrenta la democracia liberal no viene de fuerzas abiertamente autoritarias, sino de partidos y gobiernos que hablan en nombre de la democracia. El verdadero fantasma que azota hoy a la democracia liberal es el del populismo, es decir, fuerzas políticas que pretenden avanzar un ideal democrático anti-liberal. A las mencionadas experiencias latinoamericanas de Chávez y Correa, se suman los casos europeos de Jaroslaw Kaczynski en Polonia, Robert Fico en Eslovaquia, o Viktor Orbán en Hungría. La amenaza que plantean estos gobiernos no es hipotética. No son fuerzas políticas marginales, sino partidos y coaliciones que han accedido al gobierno y poseen el poder político e institucional para llevar a cabo drásticos procesos de reforma institucional.»

Entonces, ¿Fukuyama se equivocó? Por el contrario, Peruzzotti sostiene que su tesis no puede ser totalmente descartada puesto que «El crecimiento reciente que experimenta el populismo no está desligado de la difusión exitosa que la democracia liberal ha alcanzado en diversas partes del mundo. Por el contrario, debe ser entendido como un corolario de dicho proceso.» El analista subraya que el populismo muestra mayor vitalidad en regiones donde la difusión y consolidación de la democracia liberal logró sus mayores éxitos: América latina y Europa Central y del Este. Lo cual encuentra su explicación en que el populismo expresa una alternativa contestataria al liberalismo, que se desarrolla en aquellas latitudes en las cuales la soberanía popular provee el principio incuestionable de legitimidad política.

En su Balance 2016, Peruzzotti reformula la tesis del politólogo de origen japonés: lo que observamos no es tanto el triunfo de la democracia liberal, sino el debilitamiento de aquellas ideologías abiertamente antidemocráticas. «La vitalidad política de la que goza el populismo en la actualidad indica precisamente que las amenazas a la democracia liberal provienen paradójicamente de fuerzas que hablan en nombre de la democracia.»

Finalizando su análisis, el profesor de la prestigiosa Universidad Di Tella indica: «Como muestra el presente con respecto al optimismo de Fukuyama, ningún proceso puede pensarse como irreversible. Se puede por tanto pensar que tampoco iniciamos un irreversible camino al autoritarismo y dar batalla política a los desafíos del presente. La irrestricta defensa de un modelo liberal de democracia en crisis puede no ser la respuesta más adecuada, aunque sí la más extendida. Quizá la solución no se encuentre ni en la democracia liberal como la hemos conocido ni en su presente negación populista. Requerirá de imaginación política diseñar un modelo democrático que combine la protección de libertades y las respuestas a las demandas y frustraciones que han alimentado el presente ciclo populista.»

Leer la nota completa

Comentarios

comentarios

Sé el primero en comentar

Deja un comentario