La Legislatura se despega de López, con una licencia irregular y de efecto nulo

Alicia Miller.

La Legislatura de Río Negro ha buscado tomar distancia del denunciado legislador oficialista Rubén López otorgándole una licencia sin goce de haberes, pero lo hizo de un modo tan irregular que la decisión no tendrá ningún efecto jurídico y hasta podría ocasionar un problema mayor.

Al otorgar la Comisión de Labor Parlamentaria una licencia sin goce de haberes a Rubén López, las autoridades parlamentarias toman posición política sobre un caso particular –algo así como “no queremos a López acá”- pero eluden definir la cuestión general –como sería “los fueros no impiden que cualquier legislador sea indagado, procesado e incluso condenado. Proceda tranquilo, señor juez”.

Rubén López, legislador de Juntos Somos Río Negro –el partido creado por el gobernador Alberto Weretilneck- y a la vez secretario general del Sindicato de Obreros Empacadores de Fruta de Río Negro y Neuquén, fue denunciado por una joven de 19 años, de Cipolletti, quien lo acusó de haberla abusado sexualmente al igual que a su prima luego de darles de beber una bebida que presuntamente contenía un narcótico que les hizo perder la conciencia de sus actos-.

¿Por qué la licencia no tiene efectos?

Porque los legisladores, luego de ser designados por el voto popular, son consagrados como tales al jurar frente a la Legislatura en pleno durante la sesión constitutiva, la primera después de la asunción de los parlamentarios. Por lo tanto, sólo la Legislatura en pleno puede tomar decisiones que afecten la condición de legislador. Y en esta época la cámara está en receso y no fue convocada a sesión extraordinaria en febrero.

La Comisión de Labor Parlamentaria no tiene funciones para afectar la condición de legislador de López. Y menos aún para suspender a sus colaboradores, en caso de que se confirme el trascendido que así lo indica.

Así surge del Reglamento Interno de la Legislatura, que en su artículo 13 prevé la obligación de asistencia de los legisladores a las sesiones parlamentarias y a las reuniones de las comisiones que integren. El siguiente, el 14, expresa: “La Cámara y cuando corresponda, la Comisión pertinente, resolverán a simple pluralidad de votos si la licencia acordada es con o sin goce de dieta. No podrá autorizarse la licencia de ningún legislador que no se hubiere incorporado o que no estuviere integrado a la respectiva Comisión.

Ayer, se reunió la Comisión de Labor Parlamentaria, que está integrada por el presidente de la Legislatura –el vicegobernador Pedro Pesatti- y los presidentes de todos los bloques parlamentarios. López no integra esa comisión.

Labor Parlamentaria no tiene, entre sus funciones, la de otorgar licencias a legisladores. Sus funciones asignadas por el Reglamento Interno son: b) Proyectar el Orden del Día, con cuarenta y ocho (48) horas de anticipación a la sesión respectiva. c) Informarse del estado de los asuntos radicados en comisión y promover las medidas que se consideren pertinentes para agilizar los debates. Asimismo, tendrá facultades en todas aquellas cuestiones de carácter político que hagan al funcionamiento de la Cámara y lo atinente a lo preceptuado por el artículo 133 de la Constitución provincial y las que no estén expresamente contempladas en este Reglamento. En cada reunión deberá labrarse el acta respectiva”.

Si bien al señalar “las que no estén expresamente contempladas en este Reglamento” otorga amplitud de interpretación, la referencia siempre es a “cuestiones de carácter político”. De ninguna manera una Comisión de Labor Parlamentaria puede afectar la condición de legislador de uno de los integrantes de la Cámara, algo que sólo puede hacer la Legislatura en pleno y mediante la votación mayoritaria.

Al despegarse de López en este caso particular, los legisladores y autoridades parlamentarias buscan evitar sentar un precedente general, que podría afectar en el futuro a cualquier otro de los integrantes del cuerpo. Esto sería admitir que la Constitución Nacional, la de Río Negro y las leyes vigentes no impiden que un legislador sea indagado, procesado e incluso juzgado por un delito, y que los fueros sólo impiden que sea arrestado o privado de su libertad.

Para más detalles sobre el marco jurídico, ver El legislador Rubén López, la denuncia de abuso sexual y las mentiras sobre los fueros

Comentarios

comentarios

Sé el primero en comentar

Deja un comentario