Los aliados de siempre

Alicia Miller.

Podría decirse que son algo así como “los aliados de siempre”. Cuatro partidos políticos en Río Negro ya han comenzado a poner al día sus papeles y formalidades internas para estar listos a la hora de que se armen las listas. Son precisamente los cuatro que integran la Mesa Directiva de Juntos Somos Río Negro, la alianza que creó antes de los comicios de 2015 el gobernador Alberto Weretilneck.

Por obra de la casualidad o por estrategia conjunta, coincidieron en la misma página del Boletín Oficial. Allí, en la última página del ejemplar el 16 de febrero, publicaron al mismo tiempo las convocatorias a sus respectivos congresos provinciales los partidos políticos Unidos por Río Negro -creado por el experonista Ricardo Ledo-, el Movimiento Patagónico Popular -que conduce ahora Héctor Vidal-, el Partido Victoria Popular -del también peronista Osvaldo Enrique Muena-, y el Partido Renovación y Desarrollo Social del exjefe de Policía Fabián Gatti, . 

En Río Negro no habrá este año elecciones provinciales, sólo comicios para elegir concejales en unos pocos pueblos. El Tribunal Electoral Provincial no ha definido aún el cronograma de fechas y plazos de presentación de listas. Sin embargo, los partidos políticos ya han comenzado a aprontar sus papeles.

Entre los primeros en hacer los deberes están los aliados del gobernador. 

Si bien Juntos Somos Río Negro se conformó en 2015, en abril de 2016 se consolidó como alianza y conformó su Mesa Directiva integrada por las autoridades de los cuatro partidos que la conforman y con la adhesión de intendentes y comisionados de fomento.

La figura central de la alianza JSRN es el gobernador Weretilneck, y su principal estructura es el Estado provincial y sus funcionarios, que hacen muy pocos esfuerzos por diferenciar lo que es actividad estatal de aquello que es proselitismo. Y los cuatro sellos partidarios que la integran son agrupaciones de dirigentes de segunda línea, con poca vida interna propia, que despiertan en etapas pre-electorales.

En eso, no obstante, no se distinguen mucho de los partidos tradicionales como el PJ o la UCR, que en la provincia también tienen su vida partidaria interna debilitada.

 

Comentarios

comentarios

Sé el primero en comentar

Deja un comentario