¿Por que fue tan prolongado el corte de energía y a quién reclamar por los daños?

Alicia Miller.

La razón por la cual fueron tan prolongados el corte de energía producido desde las 15 del pasado jueves hasta media mañana del viernes y las posteriores interrupciones de ajuste y reparación producidas durante el fin de semana es que se rompió la única pieza de todo el sistema eléctrico que no tiene duplicado ni posibilidad de conexión alternativa.

Así lo expresaron fuentes ligadas al sector eléctrico, que señalaron que el estallido fue en las “barras” a las que llega el abastecimiento de energía en alta tensión y el tablero en el cual se reconvierte a 13,2 Kv, tensión a la cual es entregada a Edersa para su distribución en la ciudad.

Anoche, recién a las 22 se normalizó el servicio. Desde las 20, en vistas de que anochecía y amplias zonas seguían a oscuras, un grupo de vecinos se concentró frente a la Estación Transformadora Roca, quemó algunas cubiertas y reclamó ante la silente maquinaria de cables y equipos.

En concreto, la tarea de Transcomahue es llevar la energía desde el centro de despachos de CAMMESA –ubicado junto al puente en Neuquén- hasta las ocho estaciones transformadoras, donde la entrega a la empresa distribuidora que corresponda. En Río Negro la mayor parte del territorio cuenta con la distribución de Edersa, salvo en algunas ciudades donde está a cargo de cooperativas, como Bariloche y Río Colorado.

¿Por qué fue tan prolongado el corte?

Porque “se partieron las barras en pedazos. Se rompió la única parte de todo el sistema que no tiene duplicado”, señaló la fuente. Admitió que, si bien es poco técnica la expresión del gobernador Alberto Weretilneck sobre un “hecho insólito”, realmente es muy poco habitual una falla en este tipo de instalaciones. Y, justamente por eso, no se prevé una duplicación de una Estación Transformadora alternativa.

Para la tarea de reparación, se tomó una parte de la barra partida y se logró hacerla funcionar. “De los 9 alimentadores que hay, pudimos poner a funcionar tres. Esto alcanzó para darle energía al centro de la ciudad y abastecer a las bombas de agua”. Recién el domingo por la noche –entre las 21 y las 22- se pudo normalizar el servicio, dando también la energía necesaria a los grandes consumidores, como frigoríficos, industrias y galpones de empaque de General Roca y Cervantes.

“Se habló de que iban a traer motores generadores de Nación. Pero no iba a servir de nada, no iban a tener dónde enchufarlos”, explicó el profesional consultado por Confluencia Digital.

En cuanto a las causas de la falla, se indicó que todavía es materia de investigación. “Puede haber sido una falla de material o un error humano. Que en lugar de apretar un botón, alguien apretó otro y reventó el tablero”.

¿A quién reclamar?

En caso de que usuarios de energía deseen reclamar por daños producidos por los prolongados cortes, el procedimiento tendrá sus particularidades:

-El usuario –sea domiciliario o gran consumidor- podría hacer su reclamo ante Edersa, que es la empresa con la cual tiene relación directa porque le provee la energía y le extiende la factura de cobro.

-Pero para Edersa, la imposibilidad de brindar el servicio no le es imputable, porque se trató de un caso de fuerza mayor, ya que la operadora que debe proveerle de la energía –Transcomahue- cesó abruptamente en la entrega.

-Por lo tanto, la distribuidora remitirá los reclamos que reciba al organismo correspondiente, que es el Ente Nacional Regulador de Energía.

-La transmisión de energía eléctrica es administrada por Cammesa –Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico- y en esa tarea el Ente Regulador que vigila la operación es el ENRE, Ente Nacional Regulador Eléctrico.

Transcomahue, esa desconocida que nos dejó a oscuras

Transcomahue es una Sociedad Anónima cuyas acciones están totalmente en poder del Estado de la Provincia de Río Negro. Es la responsable del corte prolongado sufrido por la ciudad de General Roca, su zona industrial y circundante de Cervantes y área de influencia, provocado por la explosión y el incendio de la Estación Transformadora General Roca, ubicada junto al Canal Principal de Riego y a metros de la usina hidroeléctrica.

Este fin de semana, el gobernador Alberto Weretilneck asumió que el Estado provincial había sido el responsable. “Fue un hecho insólito para la provincia”, dijo el gobernador, como si el suceso, que provocó graves perjuicios especialmente a los grandes consumidores de la región, como frigoríficos de fruta y otros alimentos, a la industria y al comercio, además de molestias notorias a usuarios domiciliarios, hubiera sucedido por azar o por alguna fuerza desconocida de la naturaleza.

A falta de explicaciones de profesionales del tema, el mandatario expresó: “Hay una operación técnica remota que se hace sobre una de las celdas de alimentación de la ciudad. Esa celda no funcionó, estalló y se prendió fuego, pero lo grave es que el fuego se trasladó a toda la estación transformadora, con lo cual se afectó el servicio en toda la localidad”, explicó.

Llamó la atención que el gobernador saliera personalmente a hablar del tema, en lugar de dejar la explicación a cargo de las autoridades de la propia empresa responsable de la Estación Transformadora.

Además, la información oficial sobre el corte que consta en la página web de la provincia tiene como fuente a la Secretaría de Energía, y tampoco nombra al titular responsable de Transcomahue.

Buscando en la web, las últimas informaciones referidas a obras aluden a que su presidente es Carlos Romero, pero son de mediados del año pasado.

Esa empresa tiene un segmento de información en la página oficial, como organismo dependiente de la Secretaría de Energía, pero allí no se informa quién es su titular ni los integrantes de su directorio.

Transcomahue fue creada por el gobernador Pablo Verani en 1997, y comenzó a operar efectivamente entre los años 1998 y 99. Desde su fundación estuvo a cargo de Jorge Santolaria, cuñado y mano derecha del “superministro” de Verani, Horacio Yamandú Jouliá. Santolaria permaneció ligado a la empresa aún después de que los gobiernos radicales cesaran, ya que mantuvo hasta 2012 la representación de Río Negro ante el Consejo Federal de Energía Eléctrica.

Según dice su propia página web, la SA comenzó sus actividades en febrero de 1998 y obtuvo la licencia para operar en el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) en agosto del mismo año como continuadora de ERSA, que se disolvió sin liquidarse por absorción de Transcomahue S.A. en el año 1999.

La condición de SA de propiedad estatal hizo que su funcionamiento resultara poco conocido para la ciudadanía rionegrina y, en ocasiones, hasta para las propias autoridades provinciales. Además, la firma retaceó información y presentó más de una vez sus balances con demora.

Un exfuncionario de la gestión Verani que tuvo a su cargo la relación con las empresas del Estado recuerda que, tras un severo pedido de información contable, Santolaria “me ofreció costearme gastos de la oficina. Comprarme computadora, muebles, un auto. Recuerdo que me dijo: ‘La plata tengo que sacarla por algún lado para no pagar impuesto a las Ganancias’”. Cuando se le pregunta si fue un intento de neutralizar el pedido, la fuente sonríe: “Igual, nunca tuvimos éxito con las empresas públicas. No nos pudimos meter en sus cuentas”.

Transcomahue es concesionaria de las redes zonales de transporte en tensión de 132 Kv y tiene la obligación de operar y mantener las Estaciones Transformadoras en Villa Regina, General Roca, Loma Negra, Cipolletti, Cinco Saltos, Medanito, Señal Picada y Luis Beltrán.

Tan desactualizada está su página web, que esta última Estación Transformadora es informada como todavía en construcción, aunque está operativa desde 2015.

Comentarios

comentarios

Sé el primero en comentar

Deja un comentario