La Bicameral retoma la investigación contra Gils Carbó por abuso de autoridad

Alicia Miller.

Después de un largo paréntesis, la Comisión Bicameral que tiene a su cargo el Seguimiento de la Procuración General de la Nación retomará el análisis de las denuncias contra Alejandra Gils Carbó, a quien se imputa la compra presuntamente irregular de inmuebles y el abuso de autoridad para designar y hostigar a fiscales según su alineamiento político.

Según confirma La Nación, la procuradora general Alejandra Gils Carbó será convocada en los próximos días al Congreso para declarar ante la Comisión Bicameral de Control y Seguimiento, comandada por la diputada Graciela Camaño (Frente Renovador).

Entre las denuncias se encuentra la formulada por el fiscal Federal de General Roca, Alejandro Moldes, quien en noviembre pasado declaró acerca de las presiones que recibió por parte del fiscal General de la Jurisdicción. Mario Sabas Herrera le pidió detalles de una investigación originada en una denuncia anónima, que involucraba al entonces funcionario nacional Oscar Parrilli en un presunto tráfico de drogas.

Moldes señaló -tal como reveló Confluencia Digital- que se negó a brindar detalles sobre la investigación, luego desestimada, y que, a raíz de ello, “tuve consecuencias, estoy y estamos teniendo consecuencias algunos de los que integran la Fiscalía Federal”. La denuncia había sido recibida por la línea 0800-droga implementada por el Gobierno de Río Negro y finalmente fue desestimada por no reunirse evidencias.

La embestida parlamentaria contra Gils Carbó se produce en momentos en que avanza en la Justicia una denuncia penal en su contra por la compra presuntamente irregular del edificio de la Procuración por $ 43,8 millones en 2013. La semana pasada, el juez federal Julián Ercolini ordenó en esa causa el allanamiento de cuatro dependencias del Ministerio Público Fiscal.

Para hoy se espera que la Procuración remita a la Bicameral un informe sobre la compra de ese edificio.

Gils Carbó, designada por el kirchnerismo y activa dirigente de la corriente judicial alineada Justicia Legítima, alineada con esa tendencia política, fue objetada también por la Asociación de Magistrados del Poder Judicial de la Nación, por la Asociación de Fiscales -que respaldó la presentación de Alejandro Moldes-, y por fiscales en forma individual.

El Presidente y el ministro de Justicia, Germán Garavano, le han reclamado que renuncie al cargo, que es vitalicio, y han respaldado varios pedidos de juicio político en su contra en la Cámara de Diputados. Pero la funcionaria ratificó que seguirá en su puesto y el oficialismo no consigue los dos tercios de los votos en el Congreso para destituirla por la vía del juicio político.

Entre los funcionarios que serán citados por la Bicameral se cuenta el fiscal Federal Germán Moldes -de Buenos Aires-, el fiscal Raúl Pleé, quien fue desplazado por Gils Carbó para nombrar en su lugar a Carlos Gonella al frente de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), el presidente de la Asociación de Fiscales, Carlos Rívolo, y el expresidente de esa entidad, Carlos Donoso Castex.

La denuncia de Alejandro Moldes

Entre las represalias denunciadas por el fiscal federal de General Roca, Alejandro Moldes, se cuenta el pedido de Sabas Herrera de desplazarlo a la Fiscalía Federal de Zapala, avalado por Gils Carbó, que fue dejado sin efecto por una medida cautelar que Moldes logró de un juez Contencioso Administrativo de Buenos Aires. Ese desplazamiento ocurrió mientras un problema cardíaco tenía al fiscal en uso de licencia.

Además, le comenzaron a desplazar empleados de la Fiscalía, ordenan un allanamiento, le formulan denuncias contra él y contra su secretario, en una escalada que todavía no ha cesado y que genera la duplicación de esfuerzos para los agentes que permanecen en el organismo, que está virtualmente raleado.

Entre las acusaciones que debe analizar la Bicameral se cuenta también un pedido de diputados de Cambiemos de que se evalúe la presunta ilegalidad del método utilizado por la Procuradora Gils Carbó para designar a secretarios como fiscales ad hoc, como modo de ubicar en puestos clave a personas vinculadas con Justicia Legítima y trabar la designación por las vías previstas por la ley.

Sobre “los criterios aplicados para la selección o modificación de los titulares de procuradurías y unidades especializadas”, los oficialistas quieren escuchar a los fiscales Guillermo Marijuan y José María Campagnoli.

El oficialismo pretende que los elementos y testimonios que reúna la Comisión Bicameral sirvan de presión política a la oposición para que se destrabe el trámite de juicio político, afirma hoy La Nación.

Comentarios

comentarios

Sé el primero en comentar

Deja un comentario