La Cámara ordenó liberar a detenidos por el «kiosco-narco» de Roca

Confluencia Digital

En mayo, la Policía desbarató un “maxikiosco de la droga” en la zona norte de Roca, donde se secuestraron más de dos kilos de marihuana y 800 dosis de cocaína, además de unos 150.000 pesos en efectivo. Del operativo resultó la detención inmediata de cuatro personas y la posterior de otras dos, que se sospecha regenteaban el lugar. Pero la Cámara Federal de Roca acaba de desprocesar a tres de ellas y ordenar la libertad de las otras tres, por lo cual nadie quedará detenido por el accionar delictivo en cuestión.

La investigación que llevó a desbaratar la organización de comercialización de drogas fue larga y trabajosa, ya que el grupo contaba con “soldaditos” que avisaban cuando se acercaba la policía, y los clientes eran tantos que solían hacer largas colas en el “maxikiosco”, ubicado sobre la calle Defensa y cerca del Penal 2, donde se estima que especialmente los fines de semana se movía un negocio de cientos de miles de pesos. Tanto así, que el exitoso operativo fue presentado en conferencia de prensa por varios jefes policiales.

Los videos del incesante ir y venir de clientes y escuchas telefónicas que comprometen a varios de los imputados fueron tomadas en cuenta por el juez Hugo Greca para procesar y mantener detenidos a las seis personas, por entender que podrían intentar eludir la justicia en caso de estar libres. Pero la Cámara que integran Richar Gallego, Ricardo Barreiro y Mariano Lozano, otra vez dio muestras de una diferente interpretación de la ley 23737 de Estupefacientes y los agravantes que prevé, así como de la motivación de la prisión preventiva.

La ley 23737 prevé una pena de cuatro a quince años de prisión para quienes comercien estupefacientes, a lo que debería sumarse como agravante de un tercio del máximo y la mitad del mínimo el que del accionar delictivo participaran tres o más personas. También se prevén multas.

En caso de que quedara firme la resolución de la Cámara, sólo tres de las seis personas imputadas en un comienzo seguirán vinculados con la causa, aunque en libertad “bajo caución juratoria”: Marcos Yanquileo, Verónica Bichara y Sebastián Riquelme. A ellos los incriminan gran cantidad de escuchas telefónicas y filmaciones y la presunción de que eran los organizadores y responsables del «shopping de la droga».

En cambio, la Cámara directamente desprocesó a Silvia Bichara, por considerar que el hecho de vivir con la hermana en un domicilio de una sola habitación no implicaba que conociera la existencia de la droga y la actividad de comercialización; a Félix Castillo por argumentar que sólo estaba allí visitando a su novia y a Teodoro Riquelme, por no definir el juez elementos de cargo que lo incriminaran en forma individual.

No es la primera vez que la Cámara Federal disiente con el Juzgado Federal de Roca en materia de aplicación de la ley de Estupefacientes. En el resonante caso conocido como “Manzanas Blancas II”, la Fiscalía de Cámara sostuvo la acusación del Juzgado y del fiscal de Instrucción, y logró que la Cámara de Casación Penal revirtiera la libertad dispuesta por el tribunal de Roca y lo apartara de volver a intervenir en el caso.

Comentarios

comentarios

Sé el primero en comentar

Deja un comentario