Elecciones 2017 en Río Negro: qué se juega cada partido y con qué candidatos

Alicia Miller.

Se terminaron los misterios: Los partidos políticos presentaron en Río Negro sus candidatos para las PASO con vistas a las elecciones parlamentarias de octubre y esto permite saber sobre cuál será su juego frente a los comicios.

Esta elección de medio tiempo no será fácil para nadie. Elegir parlamentarios nacionales nunca agita los sentimientos de los ciudadanos del mismo modo que elegir un gobernador, un intendente o un presidente. 

Pero, como suele suceder, será menos difícil para quienes detentan el poder del Estado. Lamentable pero cierto. Nunca mejor usada la palabra detentan, porque aprovechar la función pública para fines electorales es siempre ilegal e inconstitucional, a pesar de que el gobierno que lo haga sea legítimo.

En Río Negro, sólo dos bancas de diputados nacionales están en juego: las que dejarán dos dirigentes del Frente para la Victoria: María Emilia Soria y Luis Bardeggia. Es decir que el PJ difícilmente pueda evitar perder una, que será disputada especialmente por JSRN, Cambiemos y el ARI. Esto mide el incentivo, más que escueto, de cada sector.

Las listas de candidatos nos permiten intuir cuáles son los dilemas y qué estrategia diseñó cada partido para enfrentarlos o para tratar de minimizar sus costos. En pocas palabras: cuánta carne pondrá cada sector sobre la parrilla. Que, en definitiva, significa evaluar cuánto valor le da a este comicio y cuántos recursos está dispuesto a poner en riesgo.

Juntos Somos Río Negro: El partido del gobernador Alberto Weretilneck tiene que lidiar con la principal dificultad: esta será una elección nacional con polarización entre Cambiemos y el kirchnerismo. Su respuesta es llevar candidatos de segunda línea, después de que desistieran de presentarse el vicegobernador Pedro Pesatti y el presidente del bloque legislativo provincial, Alejandro Palmieri. El abogado cipoleño Fabián Gatti -exjefe de Policía- y la subsecretaria de Obras de la Provincia, Mónica Balseiro encabezan la lista: Uno es relativamente conocido y siempre listo para cualquier servicio y, la otra, desconocida para el electorado provincial pero con apellido ilustre y ligada a dos puntos clave: Bariloche y la obra pública. Además, con llegada a los municipios por su rol en el gobierno provincial.

La decisión de apartar a Pedro Pesatti y a Alejandro Palmieri de la compulsa indica además que Weretilneck no quiere exponer a un resultado imprevisible a quienes aspira a que sean la fórmula de sucesión. Está visto que su sueño de re-reelección ya es imposible, aunque no lo dirá todavía para no perder poder, para no ser el “pato rengo” en el último tramo de su segundo mandato.

¿Por qué da la impresión de que Weretilneck hubiera resuelto no ir a fondo con esta campaña?

  1. Porque a lo sumo podría obtener una banca entre las 257 que tiene la Cámara de Diputados de la Nación. Sabe que es lo mismo que nada. Y que su gestión puede obtener más soluciones si mantiene la relación telefónica directa y semanal que tiene ahora con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.
  2. Porque el déficit provincial y el inmenso aparato de personal del Estado lo están asfixiando y sabe que, sin la colaboración del gobierno nacional, le serán muy difíciles estos dos años que le quedan de gobierno. Una señal de esto la dará la cantidad de fotos que se saque con el presidente y sus ministros desde acá hasta octubre.

El Partido Justicialista lleva en esta instancia una apuesta vinculada únicamente al Sorismo, y éste apela otra vez a la familia: María Emilia Soria encabeza la lista. Y ratifica su alianza con el PJ de Bariloche vinculado a Maru Martini al instalar en el segundo puesto a Ramón Chiocconi.

Podría decirse que el Frente para la Victoria atrasa en Río Negro y reduce su espacio, al ser ahora más kirchnerista que cuando gobernaba Cristina Kirchner. Lo llamativo es que en Buenos Aires el kirchnerismo se fue del PJ, y acá sigue dentro y quitando espacios a otros sectores internos. Eso deja sin representación en la provincia a quienes adhieren –a nivel nacional- a Florencio Randazzo y a Sergio Massa. ¿A quiénes votarán esos rionegrinos? Este será el punto central de estrategias proselitistas de varios sectores: En los tironeos estará el FpV junto con JSRN e incluso el ARI y el Socialismo.

El reciente quiebre producido por la impugnación de la lista que proponía al abogado viedmense Mario Sabatella y a la barilochense Andrea Galaverna invocó cuestiones formales, pero dejó la impresión de que no hay detrás diferencias ideológicas –todos son K- sino un resabio de disputas territoriales y personales. Sabatella denunció irregularidades formales y presiones. Habrá que ver si sostiene su acusación y cómo juega en esto la Justicia Electoral.

El oficialismo nacional de Cambiemos presenta una lista de candidatos que trata de compensar la escasa estructura en la provincia. Lorena Matzen aglutina buena parte de los sectores del radicalismo sin ocasionar fugas, como hubiera sucedido con otros dirigentes “inmostrables”. Y Sergio Capozzi tiene cierto conocimiento y respaldo en Bariloche y otros puntos de la provincia. Claro que ni una ni otro son primeras líneas. Por lo tanto, la clave será quiénes los acompañarán en los actos y recorridas. Cuántos funcionarios nacionales se mostrarán junto a ellos, cuántos anuncios conseguirá Juan Martín para Río Negro y, por supuesto, cuánto se recuperará la economía desde ahora hasta octubre. Sin avances en ese sentido, todo el país será un problema electoral para Cambiemos.

ARI: Con divisiones internas y objeciones nacionales, Magdalena Odarda vuelve a ser candidata a diputada nacional por el ARI, a pesar de que ocupa hasta 2019 una banca en el Senado. Para refrescar la lista, confió el segundo lugar a Felipe Scilipoti docente rural y diseñador de imagen y sonido. La cuestión ambientalista, especialmente su cruzada anti petrolera en el Alto Valle y las ya conocidas diatribas anti Lago Escondido serán los ejes.

Partido Socialista. Separado del Frente Progresista que llevó al Senado a Odarda hace dos años, el Partido Socialista propone para octubre una lista liderada por la médica de Cipolletti Luz Riera y, en el segundo lugar, el ambientalista roquense Diego Rodil. Este segmento aspira a cosechar a quienes cuestionan el personalismo de Odarda y capitalizar el debate ambientalista generado por el anuncio de la construcción de una central nuclear en Río Negro.

El Frente de Izquierda y de los Trabajadores presenta como candidatos a la trabajadora de salud pública Norma Dardik (Partido Obrero) y a la docente universitaria de Cipolletti Cecilia Carrasco (Partido de Trabajadores Socialistas -PTS-).

La Izquierda al Frente por el Socialismo será el otro sector que disputará el voto izquierdista, y propone al secretario general del sindicato docente Siter, Aurelio Vázquez, y a la educadora cipoleña Celeste Fierro.

Los ejes y el marco general

Así, mientras cada sector buscará movilizar al electorado en su favor, el país y la provincia atraviesan un invierno crudo y con problemas concretos.

La crisis frutícola pega durísimo en los sectores ligados a obreros de empacadoras y, peor aún, en los peones de las chacras, donde muchos productores ni siquiera organizaron la poda.

La economía nacional sigue sin repuntar. Y las empresas reclaman a gritos la reforma impositiva que alivie el peso fiscal sobre sus bolsillos, algo que fue promesa del macrismo y que ahora, según los anuncios, deberá esperar hasta después de octubre.

En Río Negro, la escasa funcionalidad del Estado sigue en el centro del debate, con escuelas que tienen que cerrar sus puertas por desperfectos en la calefacción, las cloacas o las instalaciones eléctricas.

En los sectores medios, se debatirá el aval o no a la anunciada instalación de una central nuclear en el sector costero. Éste será un eje para el ARI y para el Socialismo. Si bien María Emilia Soria del FpV también instaló su oposición al tema, será fácil para todos responderle que la central fue pactada en un acuerdo firmado por De Vido y Kicillof durante el gobierno de Cristina Kirchner.

Apenas alcanzará para agitar la campaña, lejos de la expectativa para la mayoría de los ciudadanos.

Comentarios

comentarios

Sé el primero en comentar

Deja un comentario