Rubén López irá a juicio por asociación ilícita y administración fraudulenta del Sindicato de la Fruta

Confluencia Digital

El exlegislador de Juntos Somos Río Negro y mandamás del poderoso Sindicato de Empacadores de Fruta de Río Negro y Neuquén, Rubén López, afrontará los cargos de “asociación ilícita” y “administración fraudulenta” en perjuicio de la obra social y del gremio. Así lo resolvió la jueza de garantías de Cipolletti María Florencia Caruso, quien tuvo a su vista la prueba producida sobre casos de corrupción, enriquecimiento ilícito, vaciamiento de cuentas, aprietes y conductas mafiosas ante empresarios.

La fiscalía y la querella, en la audiencia de formulación de cargos realizada esta mañana en Cipolletti, acusó a López, Juan Lescano, Juan López, Marcelo Portiño, Marcos Bielma, Daniel Aliaga y Jaime Manquepi y adelantó que formulará cargos en contra de una mujer que no concurrió hoy a tribunales.

Los primeros cinco tenían a su cargo la administración del sindicato y de la obra social. Las restantes tres personas participaron como miembros de la asociación ilícita, afirmaron desde Fiscalía.

Los cargos incluyen no haber presentado los balances contables ante el Ministerio de Trabajo de la Nación y “maniobras defraudatorias” tales como la emisión de préstamos y cheques, el pago de salarios y horas extras a personas que no eran empleados de las entidades e irregularidades en la adquisición de un sanatorio en Allen “sin respaldo documental”.

Los hechos se conocieron a raíz de una investigación liderada por el periodista Ítalo Pisani, publicada en el diario “Río Negro” en agosto de 2015, que mereció un premio otorgado por el Foro de Periodistas de Argentina, FOPEA. El trabajo difundió además una denuncia previa del extitular del Sindicato de la Fruta, Julio Aliaga, e incluyó tres entregas.

La calificación legal es la de asociación ilícita en concurso con administración fraudulenta. Los hechos fueron establecidos desde el año 2006 hasta febrero de 2015.

Apenas comenzó la audiencia de formulación de cargos, los defensores particulares plantearon cuestiones previas con el objetivo de conseguir la suspensión de la instancia. Sin embargo no fueron admitidas por la jueza de garantías.

Según el Código Procesal Penal de Río Negro a partir de esta instancia rige un plazo inicial de cuatro meses para completar la investigación. La parte acusadora tienen la posibilidad de solicitar dos prórrogas, una ante un fiscal superior primero y luego ante el juez.

Intervinieron los fiscales Santiago Márquez Gauna y Guillermo Merlo; en representación de la querella el abogado Oscar Pandolfi y actuaron como defensores Pablo Agabios, Carlos Fernández y Hernán Pinolini.

El entonces legislador, reelecto para un nuevo período por el partido del gobernador Alberto Weretilneck -Juntos Somos Río Negro-, resistió en la Legislatura provincial hasta fines de 2016 cuando, a raíz de dos denuncias por abuso sexual, pidió primero una licencia de 90 días y presentó luego la renuncia en abril de 2017, tres ser procesado por esos hechos.

López ya tiene una condena firme de dos años y medio en suspenso por un caso de abuso simple y el lunes pasado se conoció que irá a juicio por otra denuncia de abuso sexual agravado que también tiene como imputado al exjugador de Boca Luis Abramovich .

La denuncia de Aliaga y la investigación de Ítalo Pisani

En la extensa investigación publicada en tres entregas en 2015 por “Río Negro” bajo el nombre “Los barones de la Fruta”, el periodista Ítalo Pisani reveló una serie de hechos producidos por López, Lescano y otros dirigentes, que responden a la siguiente síntesis:

-Enriquecimiento y propiedades. Fuentes consultadas atribuyeron a López y a Lescano numerosas propiedades, entre casas, chacras, terrenos, un campo, emprendimientos y vehículos. Gran parte de los inmuebles y rodados está a nombre de familiares de ambos, pero todos superan la capacidad contributiva de los titulares.

-Viviana Silvia Weisser, expareja de López, tendría lotes en Fernández Oro, a la vera de la Ruta 22. En una de ellas está emplazada “La Ponderosa”, salón de eventos con pileta de natación y gran parque. Una denuncia penal, realizada hace un tiempo por el extitular del gremio Julio Aliaga y el dirigente Luis Vega, le asigna a Weisser 17 propiedades inmuebles. 

-Fuentes empresariales aseguraron que Juan Lescano tiene un campo con caballos y vacas en 25 de Mayo, La Pampa. Lescano lo niega, pero admite que suele invitar allí a sus amigos a jornadas de asado y descanso.

-Dos hijos de López exhiben bienes. Uno de ellos recibió como regalo de 18 años un Chevrolet Cruze. A otro hijo del sindicalista la denuncia penal le atribuye una propiedad lindera con la casa del padre.

-La denuncia de Aliaga y Vega fue por asociación ilícita y administración fraudulenta con graves imputaciones: apropiación de fondos sociales, usufructo familiar de atenciones médicas y prestaciones de la obra social y cobro de salarios sin trabajar. 

– En cuanto al sindicato, advierte sobre cheques y subsidios millonarios sin rendir, compras superfluas, cobros no depositados, ausencia de balances y la adquisición de muebles que no permanecen en el gremio.

– En cuanto a la obra social, desorden de cuentas, prestaciones a amigos y familiares de López, ingresos de farmacias sin control, gastos de autos particulares, dineros faltantes, curiosos préstamos de dirigentes, etcétera.

-Millonarios negocios particulares con empresa propia. La cara más visible de los negocios, enmascarados en el gremio, es Juan Domingo Lescano, tesorero de la Obra Social de la Fruta.

-En cuanto a los aprietes, se indicó que Lescano “intima a las empresas por sus deudas con los aportes a la obra social. Y reclama sus abultados intereses.

-Lescano y su gente ofrecen comprar fruta a la empresa para venderla ellos mismos. El servicio y comercialización lo hacen a través de JLK SRL, una firma que originalmente estaba a nombre de Denis Lescano -hijo de Juan- y de Karina Neyroud, delegada gremial. JLK tiene capacidad de embalaje y transporte hacia varios destinos, entre ellos Clorinda, Formosa, desde donde se presume que la mercadería pasa a Paraguay. Allí Lescano tiene un puesto de frutas y verduras.

-Lescano y su gente ha logrado dominar a empresas y “hacerse” de otras. Se señala como víctimas a Mc Donald, Biló y Moño Azul, entre otras. En esta última, un par de ejecutivos debió cesar en sus funciones ante la sospecha de complicidades. El afán de investigar supuestas maniobras corruptas con unos cheques originó una denuncia penal de esta empresa hacia los dirigentes de la obra social. Días después, el CEO italiano denunciante sufría un llamativo asalto violento junto a su hija en el monumental y vigilado predio de Moño, en Guerrico.

-Fuera de JLK, le atribuyen a Rubén López y su círculo haber realizado actividades frutícolas a través de falsas cooperativas de trabajo.

Comentarios

comentarios

Sé el primero en comentar

Deja un comentario