El alumno nuevo

Opinión Publicada

Ernesto Epifanio

El Nivel Medio aparece como el centro de debate por estos días, a partir de la publicación del diario Río Negro «Fuerte apuesta para reformar el secundario” y subsiguientes que describen el proyecto ideado por el Ministerio de Educación de Río Negro y reflejan opiniones de distintos componentes de la comunidad educativa.
Es evidente que las acciones llevadas a cabo por las administraciones educativas para solucionar los temas de abandono, deserción, repitencia y exclusión no lograron su cometido. Así, permitir más previas o que las ausencias no modifiquen la condición de alumno regular no sólo prolongaron la agonía, sino que además resintieron la calidad educativa.
Desde el pragmatismo parecían medidas lógicas, explicitaban que «siempre es mejor que estén en la escuela», pero esto para un Ministro es una actitud mezquina.
Este trabajo de reforma tuvo origen en la constitución de la Comisión Mixta de Política Educativa de Educación Secundaria, participaba activamente el gremio Unter y la novedad es que en paritarias se homologaron los acuerdos que tenían que ver con algunos aspectos del trabajo docente en el nivel medio.
El problema es que la Comisión nunca se constituyó formalmente y que además insólitamente no contemplaba la participación del representante de los padres y ni siquiera de la Comisión de Educación de la Legislatura, entre otros miembros de la comunidad educativa. Si se hubiera creado por alguna norma, y con más interlocutores, el trabajo hubiera continuado aun con la situación de conflicto entre Unter y el CPE. La pregunta es ¿buscan la participación o imponen su reforma? Esperamos que no se convierta en un debate sólo de expertos. Sin consenso es impracticable.
Aparecen entonces las primeras expresiones de la comunidad educativa solicitando mayor tiempo para discutir la reforma y algunos cuestionamientos a los avances del gobierno.
Hasta aquí he hecho una reseña de las dificultades que, a mi juicio, impiden que el trabajo se desarrolle con normalidad y que la participación sea plena para lograr un producto que satisfaga al conjunto.
Del artículo original surgen algunas expresiones que denotan preocupación por algunos aspectos de la realidad que aquejan al Nivel Medio, pero quiero detenerme en las vertidas por una de las alumnas que reclama entre otras cosas, técnicas de estudio.
Por otro lado, aparecen opiniones de docentes universitarios y de nivel medio que expresan su inquietud porque los alumnos no comprenden lo que leen y con el agravante que pertenecen a los últimos cursos. De hecho, el IUPA transformó su curso de ingreso en uno de comprensión de textos.
Expertos afirman que no se utiliza la tecnología informática como corresponde y que la mayoría de los alumnos son sólo usuarios socialmente de las redes sociales.
Podemos notar también que los alumnos utilizan un número muy reducido de palabras, con un vocabulario limitado y por consiguiente con una posibilidad de expresión menor aún.
Estos ejemplos me llevan a reflexionar que más allá de debatir sobre profesores taxis, acreditaciones o cualquier otra forma de promoción, contenidos, etc., que indudablemente son importantes, estamos ante un problema de formación.
Entonces, debemos hablar del alumno nuevo, formado con espíritu crítico, entrenado en el uso de nuevas tecnologías, acostumbrado a solucionar problemas, asiduo lector, solidario, trabajando en equipo… 
Para esto seguramente con la participación de psicopedagogos y un equipo interdisciplinario, deberíamos comenzar en el nivel primario, que los estudiantes en tercer grado «lean de corrido» y pensar en todas las escuelas con doble turno, con talleres de lectura y comprensión de textos, técnicas de estudio, apoyo escolar, etc.
Y luego sí, al nivel medio, profundizando los talleres, con un sistema parecido al C.B.U. que, pese a los problemas de implementación que tuvimos, lo recordamos como el mejor sistema de aprendizaje y el que tuvo menos repitencia y deserción. Claro, como era caro lo anularon.
Y mi última reflexión para los gobernantes, todo lo que se invierta en educación es poco, cuiden y capaciten a los docentes que son los verdaderos hacedores del cambio.
Perdón por haber copiado al “Ch”, él habló del hombre nuevo como el gestor y sostén de su revolución, el hombre solidario, responsable, crítico, comprometido….

monica-silva-ministra-de-educacion

Comentarios

comentarios

Sé el primero en comentar

Deja un comentario